El INABIMA agiliza procesos en las pensiones por discapacidad

    0
    92

    SANTO DOMINGO.-La pensión por discapacidad es un derecho que tienen todos los docentes activos del Ministerio de Educación (MINERD) y su proceso es manejado por el Instituto Nacional de Bienestar Magisterial (INABIMA) en un período menor al que duraba antes de la aplicación de la Ley 451-08.

    El derecho al servicio se concreta tras el maestro haber sido declarado inhabilitado por las comisiones médicas de la seguridad social que estudian el caso, de acuerdo con la encargada del programa Pensión por Discapacidad del INABIMA, Carmen Zapata.

    “Inmediatamente el maestro cumple con las seis licencias médicas consecutivas tiene derecho a depositar lo que es la solicitud de Pensión por Discapacidad”, sostuvo Zapata.

    Destacó la rapidez con que logra ventilar una pensión por discapacidad, en virtud de que antes se tomaba más tiempo. “Ahora es posible obtenerla en unos seis meses”.

    Para solicitar una pensión por discapacidad se requiere copia de cédula, acta de nacimiento legalizada, certificación de trabajo actualizada, expedida por la Contraloría General de la República, certificación de trabajo del MINERD, tres fotos dos por dos recientes, certificado médico definitivo (no apto para el trabajo productivo) y otros.

    Estos documentos se depositan en el INABIMA, donde se conforma un expediente, que luego es enviado a las comisiones médicas de la seguridad social para su posterior evaluación, según detalló Zapata, durante su participación en el programa de televisión “Café para Dos”, que conducen los profesores María Teresa Cabrera y Rafael Feliz, por el Canal 19.

    Aseguró que la mayoría de las solicitudes de pensión por discapacidad son aprobadas, y que a pena unos 5 casos al año son rechazados porque no alcanzan el grado establecido, que es de un 41%.

     Si el docente no consigue este porcentaje pueden apelar y si tampoco lo logra y tiene que reintegrarse a laborar, a los seis meses pueden volver a solicitar la pensión, precisó la funcionaria del INABIMA.

    Actualmente, el INABIMA tiene en nómina alrededor de 4 mil 325 pensionados por discapacidad y las escalas de los montos que perciben son, de 0 a 15 años, un 60 %; de 20 a 21, un 70% y de 21 a más, un 80%, que es el más alto porcentaje por este concepto.

    Aclaró que un docente con seis meses en el sistema laboral que se le detecte una enfermedad catastrófica puede solicitar una pensión por discapacidad.

    Exhortó a los docentes que solicitan pensión por discapacidad terminar el proceso antes de viajar a otro lugar, para evitar retraso, en virtud de que, al no ser localizado el expediente, este es devuelto por las comisiones médicas.

    Departamento de Comunicaciones 

    No hay comentarios