Maestra jubilada Ángela García, tras 41 años de labor docente, aún le apasiona enseñar

    0
    1147

    SANTO DOMINGO.- Luego de 41 años de labor docente y retirada hace varios años de las aulas, Ángela García asegura añorar esa época. Considera que enseñar y educar a otros es la mejor tarea que puede desarrollar un ser humano para transformar positivamente la sociedad.

    Ella proviene de la Regional 06 de La Vega, y fue jubilada con el Decreto 279-17, junto a más de tres mil maestros que, el pasado día 13 de febrero, comenzaron a recibir los beneficios del Plan de Retiro Complementario (PRC) por parte del Instituto Nacional de Bienestar Magisterial (INABIMA).

    La profesora García comenzó su labor en el magisterio en 1977, en la escuela Licey Los Tocones, en la comunidad del mismo nombre, tras graduarse un año antes en la escuela normal Luis Napoleón Núñez Molina, del municipio de Licey, en Santiago.

    Recuerda que al llegar al plantel escolar donde fue nombrada vivió una experiencia “terrible e increíble”, porque fue rechazada por algunos estudiantes que pedían a otra persona que, según ella, no había completado el bachillerato, y esa actitud le marcó, confiesa.

    Recuerda que la decisión de las autoridades de la escuela, de mantenerla en el puesto, provocó que el estudiantado realizara huelgas y protestas, al punto que el plantel fue cercado utilizando alambre de púa.

    “La lucha fue intensa, pero llegó un momento en el cual nos fuimos adaptando…los alumnos me aceptaron y todo ese rechazo se convirtió en amor y respeto hacia mi persona como docente”, cuenta la profesora García, mientras deja escapar una leve sonrisa.

    Después de permanecer por 23 años en la escuela Licey Los Tocones, pasó al centro educativo Ramón del Orbe, en La Vega, donde fue nombrada como directora. Ahí pasó aproximadamente 18 años, hasta que en 2017 recibió la noticia de su jubilación.

    La jubilación

    Tras su jubilación, la profesora Ángela García dedica más tiempo a sus labores en la junta de vecino de su comunidad, de la cual es presidenta desde 2008, y colabora en los proyectos de la organización Teresiana, de la iglesia católica, en La Vega, donde también colabora con el proyecto Centro Sociocultural San Pedro Poveda.

    En un mensaje a los profesores activos los exhorta a empoderarse del trabajo que realizan, haciéndolo con cariño y pasión, “porque como decía Pedro Poveda, este mundo tiene que ser otro”.

    La maestra Ángela García tiene tres hijos casados y dedicados al área de la salud: Josángela Elizabeth, médico familiar, quien se encuentra en España; José Mariano, odontólogo y Jazmín Esther Alejo García, estudiante de medicina interna.

    Departamento de Comunicaciones

    No hay comentarios